Recuperando Después del Fenómeno   Leave a comment

Jovenes de la OSCA

Una Casa Destripada

La lluvia ha dejado su huella, mejor sus cicatrices en el Bajo Lempa en la forma de pisos enlodados, colchonetas apestosas, comida podrida, y la perdida de la memoria histórica.

A pesar de esta destrucción, el Bajo Lempa está movilizándose para recuperar lo

Materiales de la Cocina

que han perdido.

Ayer unos 35 voluntarios de comunidades en Segundo Montes, los municipios de Osicala, Chilanga, y San Miguel llegaron ayer a la comunidad de Nueva Esperanza, Usulután para apoyar la lucha para reponer la comunidad. Los voluntarios eran compuestos de jóvenes de la OSCA y miembros del comité pastoral de Segundo Montes. Una colaboración entre CONJUVE, Gobernación, y la Policía Nacional Civil dio la transportación.

Casa Enlodada

Llegando al Centro Pastoral en Nueva Esperanza, los voluntarios fueron divididos entre cuatro equipos: de cocina, del Centro Pastoral, y dos equipos para trabajar en las áreas de la comunidad.

Transporte Asoleandose

Provecho!

 

Un Mural en el Centro Pastoral

Trabajando

Posted October 24, 2011 by voicesfromelsalvador in Medio Ambiente, Sociedad Civil

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: