Levantando el Techo!   Leave a comment

Después de tres meses de dialogar, planificar, y recaudar fondos, por fin estamos trabajando en remendar el techo del templo en San Luis. Ahora completará el tercer día de poner cuarenta y ocho nuevas láminas, cambiándolas de Duralita a ZincAlum. Hasta hoy, el presupuesto total del techo solo alcanzará para remendar la mitad del techo.

Esfuerzos de Recaudar

El esfuerzo de recaudar fondos destinados al nuevo techo es local e internacional. Al nivel local, el Comité Pastoral compuesto por varios dedicados al desarrollo de Segundo Montes, han recaudado por el talonario. Otros han hecho venta; Lucinda de San Luis II vendió unos 500 tamales. Hatos recaudó más que $100.00 de organizar un viaje al mar.

Al nivel internacional, la Iglesia de San Pedro en Carolina del Norte hizo una donación significante. Miembros de la congregación de la Iglesia de San Pedro iniciaron su trabajo en 1990 con los refugiados repatriados que llegaron a  su nueva comunidad de Segundo Montes.

Un Espacio del Desarrollo Comunitario

El Experto

El templo no sólo es una estructura física para dar vida a celebraciones religiosas y a reuniones del Comité Pastoral. Es también un espacio para el desarrollo de la comunidad por la comunidad. Proporciona un lugar para que diferentes grupos sociales del sector privado de las ONG y también de la sociedad civil se reúnan. La Fundación y el grupo de jóvenes organizadas en la OSCA reúnen y realizan talleres en el espacio del templo. En el mes de marzo, la OSCA y la Radio Segundo Montes juntas celebraron su aniversario debajo del techo de Duralita. Es evidente que el templo proporciona un servicio físico que aporte al desarrollo de la organización social en Segundo Montes.

Hombres Trabajando

El espacio también sirve como un punto de referencia para delegaciones internacionales que llegan a Comunidad Segundo Montes a conocer su historia. Grupos de extranjeros están dirigidos al templo donde dialogan con miembros del Comité Pastoral, muchos quienes fueron líderes en el refugio en Colomancagua, Honduras y tienen mucho acercamiento a la historia del campamento y la repatriación a Morazán al final de los años ochenta. De estas formas, el templo es un instrumento para conservar la memoria histórica.

Posted April 24, 2011 by voicesfromelsalvador in Infrastructura

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: